Nutricion compasiva que es

¿Qué es la nutrición compasiva? Alimentación sin la obsesión

Facebookpinterestlinkedininstagram

Esta publicación contiene enlaces afiliados. Los enlaces afiliados significan que a veces si haces clic en un sitio web y te registras o compras algo, puedo obtener una comisión de esa venta sin costo adicional para ti. Para más información haz clic aquí

Honra tu salud con la nutrición compasiva es el décimo y último principio de la alimentación intuitiva. Como dietista de alimentación intuitiva, este es mi principio favorito. La nutrición compasiva se enfoca en nutrir tu cuerpo sin restringir la ingesta de alimentos o vivir con reglas alimentarias. También fomenta formas agradables de movimiento, como el movimiento alegre.

La nutrición compasiva también promueve la conexión contigo mismo. Tiene en cuenta lo que quieres comer y lo que necesitas comer, para la salud en general. Si eso es algo que te gustaría practicar más, sigue leyendo para aprender cómo la aplicación de una nutrición intuitiva puede mejorar tu salud física y emocional.

Alimentacion intuitiva nutricion compasiva
¡Guárdame en Pinterest!

¿Qué es la nutrición compasiva en la alimentacion intuitiva?

La nutrición compasiva se reduce a una sola cosa: no es necesario que comas perfectamente para estar sano. Nutrir tu cuerpo no debería ser rígido, restrictivo o complicado. Como expresan las autoras del libro Alimentación Intuitiva:

No sufrirás repentinamente una deficiencia de nutrientes ni perderás tu salud por un refrigerio, una comida o un día de comer. Es lo que comes constantemente a lo largo del tiempo lo que importa: el progreso, no la perfección, es lo que cuenta.

Evelyn Tribole y Elyse Resch, Alimentación Intuitiva, 4.ª edición

El décimo principio de la alimentación intuitiva nos enseña que no hay reglas estrictas a seguir, como contar calorías o medir el tamaño de las porciones. En cambio, anima a escuchar a tu cuerpo y elegir lo que realmente quieres comer.

La alimentación intuitiva es una forma de nutrición que es flexible pero empodera a las personas para elegir alimentos en función de lo que sus cuerpos necesitan. Permite a las personas escuchar realmente a sus cuerpos y tomar decisiones acertadas sin hacer dieta ni restringir ciertos tipos de alimentos.

El énfasis de la alimentación intuitiva y la nutrición compasiva está en las siguientes señales internas:

También considera pautas externas de nutrición y salud, pero de forma no dietética:

En lugar de usar números (como calorías o puntos) para guiar la elección de alimentos, la nutrición compasiva te permite tomar decisiones basadas en lo que TU necesitas nutricional y físicamente. También puedes decidir cuál de las recomendaciones externas de nutrición te gustaría integrar para tus propios objetivos de salud.

Conceptos erróneos comunes

Mucha gente piensa que la nutrición compasiva y la alimentación intuitiva equivalen a comer sin control solo alimentos “poco saludables” (que nosotrxs, lxs dietistas registrados en alimentación intuitiva, llamamos alimentos divertidos). Pero ese no es el caso en absoluto. La alimentación intuitiva valora la nutrición para una buena salud.

Sabemos con certeza que nuestros cuerpos necesitan una nutrición adecuada para funcionar bien. La nutrición es:

  • Ingerir alimentos y nutrientes para mantener la vida
  • Mantener la energía y la vitalidad a través de una ingesta suficiente de energía (alimentos)
  • Permitir el placer a través de la experiencia de comer

Es importante tener en mente que la nutrición no es el único factor que influye en la salud. La relación que tienes con la comida tiene mucho peso.

Echemos un vistazo más de cerca a cómo la nutrición compasiva fusiona los alimentos “saludables” y los alimentos “divertidos” en un patrón balanceado de alimentación.

¿Qué es una alimentación “saludable”?

nutricion compasiva definicion
No existen los alimentos “buenos” o “malos” en la alimentación intuitiva

En la alimentación intuitiva, una alimentación “saludable” es igual a incluir una amplia variedad de alimentos y tener una relación sana con los alimentos. Digo “saludable” entre comillas porque no existe una “talla única” para todxs en cuanto a la nutrición. Todo el mundo tiene diferentes necesidades de alimentación.

La nutrición compasiva es la combinación de saber lo que tu cuerpo necesita nutricionalmente para la promoción de la salud, y saber lo que tu cuerpo necesita en un momento determinado.

Por ejemplo, sabes que es importante incluir verduras en tus comidas, ya que te aportarán las vitaminas, minerales y fibra que tu organismo necesita. Pero también sabes que si tienes antojo de un helado de chocolate y nada más te satisfacerá, bueno, ¡no hay nada de malo en comer éso también!

Por supuesto, existe una diferencia nutricional entre comer una manzana y un trozo de pastel de manzana. Tener una relación sana con la comida significa que no eres moralmente superior o inferior en función de tus elecciones alimentarias.

Evelyn Tribole y Elyse Resch, Alimentación Intuitiva, 4.ª edición

Una nutrición compasiva también significa no sentirte culpable por comer con lo que la cultura dietética considera “alimentos malos”. Por ejemplo, una nutrición compasiva se vería como saber que nada más satisfará tu gusto por lo dulce en este momento como una rebanada de pastel, comértelo y continuar con tu día. ¡Sabrás que estos alimentos divertidos también pueden ser parte de tu patrón de alimentación sin colapsar tu salud!

La nutrición es importante. Sin embargo, a menos que aprendamos a considerar los alimentos por lo que son (energía y nutrientes que alimentan el cuerpo) y desarrollemos una relación positiva con la alimentación, la nutrición compasiva finalmente se convertirá en otra dieta. Y aunque una buena nutrición es esencial para prevenir y controlar enfermedades, es solo una pequeña pieza del rompecabezas.

¿Por qué la nutrición compasiva es el último paso en la alimentación intuitiva?

Como ya puedes ver, la nutrición compasiva tiene en cuenta tus necesidades nutricionales y tu relación con la comida y el comer.

Sin embargo, a menos que ya hayas desarrollado una relación saludable con la comida, comer con fines saludables puede convertirse fácilmente en otra dieta. Esta es la razón por la cual la nutrición compasiva es el último de los principios de la alimentación intuitiva.

A menos que aprendas a hacer las paces con la comida, abandones la mentalidad de hacer dieta y te permitas comer incondicionalmente, la nutrición compasiva puede convertirse en otro conjunto de reglas alimentarias.

Al implementar este paso, es importante tener una base bastante sólida en términos de una buena relación con la comida y tu cuerpo. ¿No sabes por dónde empezar? Consulta esta publicación sobre los 10 principios de la alimentación intuitiva para obtener un mapa para tu viaje de alimentación intuitiva.

¿Cómo comer intuitivamente?
¿Quieres comenzar tu viaje de alimentación intuitiva pero no sabes por dónde empezar? Únete a mi lista de correo electrónico y descarga este libros de nutricion GRATIS en PDF sobre los 5 pasos que pueden iniciarte en el camino hacia la libertad alimentaria

Ejemplos de qué es la nutricion intuitiva

Por lo tanto, una nutrición intuitiva puede parecerse a elegir alimentos densos en nutrientes como una decisión consciente para nutrir y cuidar tu salud. Y también es NO estresarte si comes un helado de postre, ¡o simplemente porque sí! Se trata de basar las elecciones de alimentos en las necesidades personales en lugar de un plan de dieta o reglas externas.

Brinda herramientas de mentalidad flexibles para aquellxs que luchan con problemas de libertad alimentaria, tales como:

  • Sentirse “fuera de control” con ciertos alimentos
  • Pensar constantemente en la comida o la imagen corporal
  • Seguir las reglas sobre qué comer

En este episodio de Food Psych, un increíble podcast en contra de las dietas, se encuentra una excelente explicación de cómo es la nutrición compasiva. Heidi Schauster explica lo que ella llama “sentido común de la nutrición”, también conocida como nutrición intuitiva.

Schauster analiza cómo la nutrición compasiva en realidad proviene de un lugar de autocuidado. Se trata de saber cómo cuidarnos mejor con la comida. Nutrirnos a nosotrxs mismxs versus tratar de “hacerlo bien” con la nutrición.

El sentido común nutricional involucra todo lo que hemos estado hablando hasta este punto: honrar tus señales internas de alimentación y tus necesidades nutricionales generales.

Aquí hay algunas gotitas del saber geniales del podcast sobre cómo puedes incorporar este tipo de nutrición:

  • Acercarte a tus comidas con la intención de nutrirte física y emocionalmente
  • Preparar tus comidas como a ti te gustan
  • Incorporar y permitir el placer en la experiencia de comer
  • Asegurarte de tener “suficiente”: suficientes porciones de comida, suficiente satisfacción con la comida, suficiente placer al comer

¿Cómo se aplica la nutrición compasiva?

Aquí hay algunas formas adicionales de abordar la nutrición de una manera no dietética:

  • Mira el panorama general. Como se discutió al principio, una comida, refrigerio o elección de alimentos no te hará ni te arruinará. La forma en que comes y te relacionas con los alimentos a lo largo del tiempo es lo que importa en términos de tu salud.
  • Incluye una amplia variedad de alimentos. La cultura dietética con frecuencia nos alienta a eliminar alimentos y grupos de alimentos basados ​​en la mentalidad de “comida buena/comida mala”. Pero nuestros cuerpos no están destinados a eliminar grupos de alimentos completos. De hecho, cuanto más variadas sean nuestras dietas, más nutrientes incluiremos. Pero recuerda tener en cuenta tus preferencias personales. Si no te gusta la col rizada, por ejemplo, tratar de obligarte a comerla es lo opuesto a honrar tu verdad. Elegir las zanahorias que sí te gustan cuando quieres comer verduras es practicar una nutrición compasiva.
  • Permítete flexibilidad. La alimentación intuitiva no se trata de comer a la perfección. Se trata de reconocer que no tienes que comer de cierta manera para promover tu salud. La flexibilidad significa que algunos días comerás más alimentos divertidos, y algunos días comerás más alimentos nutricionalmente densos–y está bien. Todo se promediará con el tiempo y tu salud no se verá afectada.
  • Aprende a confiar en ti mismx con los alimentos divertidos. Ten en cuenta que tu cuerpo nunca quiere demasiado de nada. Si reduces la velocidad lo suficiente mientras comes y realmente aprendes a escuchar lo que tu cuerpo te dice, descubrirás que realmente no existe tal cosa como estar “fuera de control” con la comida. Especialmente cuando se trata de incluir alimentos divertidos sin culpas innecesarias.
  • Toma decisiones intencionales. Elige comer (o no comer) un alimento desde un lugar de honrar tu salud y tus preferencias gustativas. Eventualmente, ésto te ayudará a identificar qué alimentos se sienten y saben bien para ti. También puedes mostrarte cómo puedes incorporar esos alimentos de manera sostenible en tu patrón de alimentación.

Cuando se aplica una nutrición compasiva en lugar de seguir reglas alimentarias estrictas, tomar decisiones alimentarias basadas en lo que tu cuerpo necesita se convierte en una segunda naturaleza. De esa forma, aprendes a comer de la forma en que naciste para hacerlo. Esta forma de nutrición se enfoca en deshacerse de la mentalidad de dieta y, en cambio, volver a lo básico.

¿Listx para practicar una nutrición intuitiva?

Como se dijo antes, la nutrición suave es el último paso para convertirse en un comedor intuitivo. Puede tomar un tiempo llegar allí, ¡y eso está bien! La alimentación intuitiva se trata de desaprender todas las creencias falsas que la cultura dietética nos ha enseñado. Y, en última instancia, sobre aprender a volver a conectar con la sabiduría de tu cuerpo interior.

Aquí te muestro cómo saber si estás listx para este paso en la alimentación intuitiva:

  • ¿Tengo reglas sobre alimentos o estrategias como “alimentación limpia” o “control de porciones”?
  • ¿Veo la comida como “buena” o “mala”?
  • ¿Me siento culpable cuando como un alimento “poco saludable”?
  • ¿Me permito elegir lo que realmente quiero comer?
  • ¿Estoy eligiendo alimentos porque quiero comerlos o porque creo que debería comerlos?
  • ¿Me avergüenzo de mis antojos de comida?
  • ¿Me parece adecuado un enfoque intuitivo de la nutrición?
  • ¿Cuáles son algunas formas suaves en las que podría nutrirme ahora si estuviera practicando esto por primera vez?

Recursos adicionales

Aquí hay algunos excelentes libros de alimentación intuitiva que me encantan sobre este tema en particular.

Conclusión

La nutrición compasiva es un enfoque de la comida y la alimentación que está en sintonía, es flexible y no se centra en las dietas. Se basa en la idea de que todas las personas son capaces de responder a las señales internas de su cuerpo, que las conducen hacia lo que necesitan física y emocionalmente. Ésto requiere romper las reglas sobre la alimentación, el perfeccionismo en torno a la alimentación y el estrés en torno a la elección de comidas o los antojos.

Te da permiso para confiar en ti mismx como el/la mejor expertx en lo que necesitas mientras quitas esas voces críticas que pueden hacerte sentir avergonzadx de tus elecciones.

Y si necesitas apoyo profesional para navegar por la alimentación intuitiva, siempre puede programar una llamada de descubrimiento gratuita conmigo aquí mismo.

Facebookpinterestlinkedinmail