Un Poco Sobre Mi…


¡Hola! Bienvenido a Nutrición al Grano, una página dedicada a brindarte una variedad de contenido sobre los alimentos y la nutrición de manera fácil de entender y aplicar a tu diario vivir. Soy Melissa, Nutricionista-Dietista de día, y madre de dos dragoncitos 24/7.

 

 

Nací y actualmente vivo en Puerto Rico, dónde también me formé como profesional. Llevo 15 años ejerciendo como Nutricionista-Dietista. Tengo un grado de Bachillerato en Nutrición y Dietética de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. También cuento con un grado de Maestría en Salud Pública de la UPR Recinto de Ciencias Médicas.

Como profesional de la salud en el campo de la nutrición, cada vez hay más y más información sobre este tema, y por lo tanto, más confusión. Puede ser un poco retante discernir cuánta de esta información es confiable y cuánta está basada en el “…es que dicen que…”.

¡Me encanta poder informar, educar y aclarar dudas y preguntas en tormo a este tema! Así que, decidí dedicar un espacio en la web para poder ofrecer información confiable, al día y fácil de aplicar y entender. ¡Vamos al grano con ésto!

El amor (y la salud) entra por la cocina

Además de educar sobre la alimentación saludable, me encanta cocinar. Desde muy pequeña siempre he tenido un gran interés por la cocina, algo que aún mantengo. Me fascina navegar por Pinterest y probar recetas nuevas e interesantes, ¡sobre todo si resultan en un éxito culinario para mi familia! Por lo tanto, he dedicado un espacio de mi blog para recetas que no solo son nutritivas, sino que además son fáciles de preparar. Como madre con un “full time”, entiendo lo retante que es brindarle comidas saludables a la familia, sobre todo cuando uno llega a la casa al final del día y lo que quiere es ¡colapsarse en la cama!

“La comida es una parte importante de una dieta balanceada”- Fran Lebowitz

Como dietista de profesión, muchas personas se sorprenden si me ven comerme un pedazo de chocolate o si expreso mi amor por los carbohidratos. O peor, piensan que yo los voy a juzgar por lo que se están comiendo en ese momento (“¡No me estás viendo con esta alcapurria!”).

Un punto que quiero enfatizar mediante esta página es que comer saludable no se trata de hacer dietas restrictivas, comer solo lechuga y privarse de alimentos que nos gusten. ¡Hay que comer! Y no solo para alimentarnos, sino porque es una actividad placentera, de la cual tenemos derecho a disfrutar. No hay alimentos “buenos”, ni “malos”, ni “prohibidos”; todos pueden formar parte de una dieta saludable. Es cuestión de aprender a lograr un balance entre los alimentos que realmente me van a nutrir, y aquellos que hay que comer con más moderación.

Cada vez, estoy mas conciente de que las dietas estrictas y temporeras no brindan resultados a largo plazo. La actual “cultura de la dieta” (“diet culture”), aquellas creencias sociales que nos dicen que para ser aceptado hay que estar en “x” peso, que crean una relación conflictiva con los alimentos y que promueve los desórdenes alimentarios, es altamente tóxica. Estamos constantemente saturados de estas ideas y modos de pensar, que sin querer las hemos adoptados como cánon.

Creo que es hora de ir enfocándonos más en nuestra salud y bienestar que en los ideales sociales. Aprender a comer, desarrollar una relación positiva con la comida y adoptar estilos de vida saludables nos llevarán a lograr cambios mucho más duraderos en nuestra salud y en nuestra vida. Cada vez, me siento mas motivada a compartir este mensaje. ¡Espero mediante esta página poder servirte de ayuda para lograr una mejor nutrición y relación con la comida!