Meriendas saludables para niños

25+ Fáciles Meriendas Saludables Para Niños

Facebookpinterestlinkedininstagram

Esta entrada tiene enlaces afiliados. Para más información presione aquí

En este post, te traigo 25 y más recetas de meriendas saludables para niños. Además, te explico por qué los bocadillos son importantes para nuestros hijos, y cuán frecuente se recomienda merendar. También, las mismas son meriendas saludables para niños para llevar a la escuela, pero verás que ¡los adultos también las pueden utilizar! Sigue leyendo para aprender que es lo mejor que se puede llevar a una merienda, y cómo prepararlas.

Ideas de meriendas para niños
¡Guárdame en Pinterest!

¿Por qué las meriendas son importantes para los niños?

Los niños, especialmente cuando están en etapas escolares, están pasando por un período de crecimiento físico que require suficientes calorías y nutrientes. Además, necesitan tener energía para el proceso de concentración y aprendizaje. Aquí es que entra la importancia de las meriendas.

Como los niños tienen el estómago más pequeño que los adultos, se llenan más fácilmente y por lo tanto, las porciones que tienden a comer son menores (excepto en el caso de los míos, ¡pero eso son otros veinte pesos!) Por lo tanto, van a experimentar hambre más frecuente. Las meriendas durante el día sirven como unas “mini comidas”, que le brindan al niño esas calorías y nutrientes necesarios en porciones que puede tolerar. Además, son una buena oportunidad de incorporar alimentos como frutas y vegetales de manera divertida. Estos grupos de alimentos son sumamente necesarios para la salud de nuestros pequeños, pero ellos tienden a no preferirlos mucho. Al presentarlos en forma de caritas, figuras geométricas o junto con alimentos que sí les agradan, es mayor la aceptación. ¡La creatividad juega un papel importante en las meriendas de esta población!

¿Cuán frecuente debe de merendar mi niño?

Las meriendas son muy importantes para los niños
El período de meriendas en la escuela ayuda a mantener a los niños alertos y enfocados

En términos generales, se recomienda que los niños y adolescentes coman cada 3-4 horas. La Academia de Nutrición y Dietética recomienda que:

  • Los niños pequeños consuman tres comidas y por lo menos dos meriendas al día.
  • Los niños más grandes consuman tres comidas y por lo menos una merienda al día. Si son muy físicamente activos o si están pasando por una etapa de crecimiento rápido, pueden necesitar dos meriendas diarias.

Además, la Academia recomienda ofrecer las meriendas a un par de horas luego de una comida principal, y de 1-2 horas antes de la próxima comida. De esta manera, es menos probable que rechacen las comidas principales al estar muy “llenos” debido a las meriendas. Es importante no ofrecer meriendas inmediatamente antes de las comidas. Esto es algo que yo vivo a diario, ya que mis pirañitas llegan queriéndose comer el mundo cuando salen de la escuela. Mientras cocino, les ofrezco algo bien liviano, como una china mandarina pequeña, un sobre de yogurt o par de galletitas Ritz, en lo que está la comida.

¿Qué es lo más sano para merendar?

Esta pregunta la recibo frecuentemente. Y no solo con respecto a niños. Muchos adultos también tienen dificultad a la hora de escoger una merienda que no solo satisfaga, sino que sea saludable también.

Bueno, puedo comenzar por explicar que NO es una merienda saludable. Y se trata de alimentos que tienen casi ningún valor nutricional y están llenos de azúcar, sal, grasa y aditivos. Por ejemplo, evita usar los siguientes alimentos como merienda:

  • Papitas saladas como Doritos, Cheetos, Lays, Ruffles, Pringles
  • Donitas
  • Bizcochos
  • Galletas dulces
  • Refrescos carbonatados
  • Maltas
  • Bebidas de jugos y otras bebidas azucaradas
  • Empanadillas, pastelillos y otros alimentos fritos
  • Cereales y Barritas de cereal altas en azúcar

“Y entonces, ¿que le puedo ofrecer?”, estarás preguntando. Pues aquí tienes nada más y nada menos que 25 opciones de meriendas saludables para niños. No solo proveen nutrientes necesarios, sino que están mínimamente procesadas, bajas en azúcares añadidas y son sencillas de preparar. Además, son económicas, con ingredientes fáciles de conseguir y sobre todo, ¡deliciosas! (Y más saludables que las empanadillas de pizza con Icee Pitufo que vendían en “la tiendita” al lado de mi antigua escuela). Aunque este post se trata de meriendas para niños, estos ejemplos que voy a dar sirven para adultos también.

¿No sabes qué hacer de merienda para el colegio? 25 ejemplos que te ayudarán

He aquí una lista de diferentes opciones que tienes a la hora de merendar o para enviar a la escuela. Puedes “customizarlas” (todavía no sé si esa palabra realmente existe o no) al gusto de tu peque (o a tu gusto si son para tí). Por ejemplo, si no te gusta la pera en uno de los ejemplos, sustitúyela por manzana o melocotón. Si no tomas/toleras la leche de vaca, cámbiala por alguna de soya, almendras, etc. ¡Y díme que no están cute estos envases de merienda que caben en cualquier mochila! Ok, ok….aquí están las 25 diferentes opciones para merendar:

  1. Galletas integrales | Mantequilla de maní: Tanto las galletas como la mantequilla de maní las puedes conseguir pre- empacadas, o las puedes envasar en un recipiente como éste, que es perfecto para incluir ambos alimentos. La recomendacion de porción es de 5 galletas y 2 cucharadas de mantequilla de maní. Puedes usar otras mantequillas de nueces también. Verifica que en los ingredientes no tenga aceites hidrógenados.
  2. Puré de manzana sin azúcar: También se consiguen en envases individuales, o puedes comprar un envase grande y empacarlo en porciones de 1/2 taza. Le puedes añadir una pizca de canela o nuez moscada para un sabor especial.
  3. Yogurt bajo en azúcar | Granola: El yogurt es excelente merienda ya que provee calcio, vitamina A, vitamina D y proteína para aumentar la saciedad. Una porción de 1/4 taza de granola es buena para añadirle encima al yogurt. Hay que estar pendiente a la etiqueta nutricional en cuanto a la cantidad de azúcares añadidas que tienen estos alimentos. Como regla general, el alimento debe de tener no más de 5% del Valor Diario (DV) de azúcar añadida.
  4. Hummus | Baby Carrots: El hummus comercial muchas veces tiene bastante sodio añadido. Prueba esta receta de hummus casero que es más económico que comprarlo ya hecho, ¡y es bajo en sodio también!
  5. 1/2 Sándwich de Jamón y Queso: Para aumentar la fibra, usa pan integral que contenga entre 3-5 gramos de fibra por rebanada. Además, escoge jamón bajo en grasa y si es posible, bajo en sal también.
  6. Cereal seco sin azúcar | Leche: Trata de escoger aquellos cereales secos que no estén azucarados ni que tengan ingredientes como malvaviscos (marshmallows) ni otro tipo de golosinas. Mientras menos colores artificiales y endulzadores añadidos, mejor. Si tu pequeño (o tú) no tolera la leche de vaca, puedes usar leche a base de plantas como almendras, soya y arroz.
  7. Batidos de frutas y vegetales: Son una excelente manera de incluir más frutas y vegetales en la dieta, además de que saben deliciosos. Aquí tengo una refescante receta de Batido de Fresas y Espinacas que mis hijos adoran.
  8. Barrita de granola baja en azúcar: Mientras menos ingredientes tenga, mucho mejor para nuestra salud ya que evitamos aditivos, preservativos y colorantes. Estas barritas de granola me encantan porque están hechas con pocos ingredientes, no tienen sabores, colorantes ni conservantes artificiales, no tienen aceites hidrogenados, y son libres de sin jarabe de maíz alto en fructosa.
  9. Queso cottage | Melocotones en rebanadas: Siempre me gusta incluir una fuente de proteína en las meriendas ya que nos mantiene más llenos porque la proteína se digiere más lentamente. Tanto el queso cottage (o requesón) como los melocotones se consiguen en envases indivuduales, pero también puedes comprar los envases grandes y empacarlos. Escoge melocotones enlatados en su propio jugo o agua, congelados, o frescos.
  10. Manzanas picadas | Mantequilla de nueces: La combinación de la fibra de la manzana y las grasas saludable de la manequilla de nueces hacen de esta merienda una rica y que satisface. Puedes usar mantequilla de maní, almendras, cajuil (cashews), etc.
  11. Ensalada de atún | Galletas integrales: El atún es una buena fuente tanto de proteína como de grasas saludables. Puedes usar mayonesa baja en grasa o a base de soya para preparar la ensalada.
  12. Tostada de aguacate: El aguacate es rico en grasas saludables, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Puedes majar un poco de esta súper fruta, mezclarla con un poco de jugo de limón, sal y pimienta y esparcirla sobre una tostada de pan integral para un bocadillo alto en nutrientes.
  13. Palitos de zanahoria | Aderezo bajo en grasa: Las baby carrots son muy divertidas para los niños comer, pero igualmente puedes picar zanahorias enteras en palitos pequeños. Las puedes servir con algún aderezo bajo en grasa, o hasta con mantequilla de nueces.
  14. Rebanadas de Pera | Cubitos de queso: Las peras saben dulces y agradables, y son muy altas en fibra también. Sírvelas en rebanadas con cubitos de queso de papa (cheddar) para una merienda que ¡no requiere utensilios para comer!
  15. “Trail mix”: nueces, frutas secas y cereal seco bajo en azúcar: Mezcla nueces sin sal junto con frutas secas como: pasas, dátiles, manzanas, arándanos y coco sin endulzar. Puedes añadir un poco de cereal seco sin azúcar, o pequeños trozos de chocolate negro, el cual es alto en antioxidantes.
  16. Guacamole | Tortillas sin sal: El guacalome no sólo es riquísimo, sino que está lleno de todos los nutrientes que nos brinda el aguacate. Lo puedes hacer casero para evitar el sodio y otros preservativos que contiene el comercial. Lo puedes servir con tortillas de trigo o maíz sin sal, o pita chips sin sal.
  17. Galletas Ritz | Palitos de queso mozzarella: Estas galletas están disponibles en versión integral, y bajas en sodio también. Los palitos de queso mozzarella también se consiguen empacados individuales, y son una de las meriendas favoritas de mis hijos.
  18. Ensalada de frutas | Yogurt por encima: Una refrescante ensalada de frutas se puede hacer muy fácilmente usando trozos de frutas como piña, fresas, uvas, naranjas, guineo, kiwi, o cualquier otra fruta de preferencia. Añade un poco de yogurt bajo en azúcar por encima para tener una fuente de proteína.
  19. Quesadilla de queso y espinaca: Rellena dos tortillas de harina integral con queso rallado y espinaca fresca picada, calienta en un sartén hasta que el queso se derrita y pica en triángulos antes de servir. Es una de mis estrategias favoritas para que mis hijos coman más hojas verdes. ?
  20. Frutas enlatadas en agua o 100% jugo: Son muy convenientes y portátiles, además de que ayudan a incluir más frutas en la dieta. Busca aquellas que no están empacadas en almíbar, ya que tienen demasiada azúcar. Escoge las que se empacan en agua, en jugo 100% o en sirop “light“.
  21. Nueces sin sal: Las nueces son ricas en fibra, proteína y grasas saludables. Se pueden comprar en empaques individuales o pre-porcionar en envases. Escoge aquellas que no contengan sal ni azúcares añadidas.
  22. Mini pizza de English Muffin con pimientos picados: Para preparar esta merienda, esparce un poco de salsa de espagueti sobre un panecillo inglés (english muffin) de trigo integral, añade un poco de queso rallado y pimientos verdes picados en tiritas. Hornea por 3-5 minutos hasta que el queso se derrita.
  23. Chinas mandarinas frescas: Dulces, jugosas y perfectamente portátiles, estas bombas de vitamina C son súper divertidas de comer y fáciles de añadir a la mochila.
  24. Leche | Galletas Graham: Las galletas graham son bajas en azúcar y en sodio, pero saben deliciosas. Combínalas con un vaso de leche (o leche a base de plantas) para una merienda fácil y rápida.
  25. Rebanadas de guineo congelado: Coloque los guineos para que no se toquen en un plato y congele por una hora. (Esto evita que las bananas se peguen entre sí). Transfiera a una bolsa de congelación con cierre hermético, extraiga la mayor cantidad de aire posible antes de sellar la bolsa y devuelva los plátanos al congelador. Los plátanos congelados se conservarán hasta por un mes. Así, es fácil de tener una merienda nutritiva a mano en cualquier momento.

Recomendaciones Adicionales de Meriendas Saludables para Niños

Recuerda que las meriendas son una pequeña comida. Ayudan a combatir el hambre entre comidas y a brindar energía necesaria, pero no deben de reeplazar las comidas principales (bueno, a menos que el niño no esté tolerando comidas completas por x o y razón, pero eso también son otros veinte…)

No permitas que tu niño coma mientras ve televisión, juega con el celular o la tablet (tampoco esto es bueno para nosotros los adultos). Comer mientras estás distraíd@ puede contribuir a una ingesta excesiva de calorías y aumento de peso no saludable.

Incluir a los niños en la preparación de la meriendas ayuda a estimularlos más a comerlas. Además, estarían aprendiendo maneras sencillas de preparar comidas, una destreza que yo creo que a tod@s nos beneficia.

Ten disponible meriendas ya preparadas (pre-porcionadas y guardadas en bolsitas Ziplock) para esos momentos en que necesitas una merienda rápida. También ten alimentos como frutas frescas al alcance (manzanas, guineos, peras) para una merienda llena de nutrientes, fibra y portátil a la vez.

Si tienes algunas ideas adicionales para meriendas y bocadillos, preguntas relacionadas al tema o algo que quisieras aportar, ¡no olvides escribírme abajo en los comentarios!

¿Quieres más ideas como éstas? Suscríbete a Nutrición al Grano y obtén gratis una lista en PDF de ✨50 ✨ ejemplos de meriendas saludables para niños. La puedes imprimir (y re-imprimir) y pegarla a la nevera para cuando necesites inspiración. Y tiene unas cajitas para que marques con un ✔ las meriendas que ya preparaste esa semana y así ofrecer más variedad. ¡Genial! Si ya eres parte de la lista, verifica tu email porque el documento se te va a enviar sin necesidad de volver a suscribirte.

Lista de 50 Meriendas saludables para niños
Aquí encontraras una gran variedad de ideas para meriendas saludables

Facebookpinterestlinkedinmail